Bollo con Hogao

El bollo con hogao es una receta colombiana hecha con bollo limpio cortado en rodajas junto con un hogao hecho a base de cebolla junca y tomate.

Esta receta la aprendí de mi madre y la he ido perfeccionando con los años. Es un plato delicioso, muy apropiado para consumirlo generalmente a la hora del desayuno.

Bollo con Hogao

A continuación aprenderás a como hacer Bollo con Hogao paso a paso, empecemos.

Información Nutricional

Plato Acompañamiento
Cocina colombiana
Preparación 40 minutos
Cocción 20 minutos
Tiempo Total 1 hora
Raciones 1 Porcion
Autor Kuro Senpai

Las porciones dependen de la cantidad de bollos que agregue.

Ingredientes

  • Harina de maíz precocida
  • Agua
  • Curry
  • Cebolla junca
  • Tomate
  • Sal
  • Aceite
  • Salsa negra (salsa de soya o salsa de soja)

Preparación

  1. Para hacer esta receta, vamos a necesitar tener preparado de antemano un bollo limpio.
  2. Una vez tenemos el bollo listo, empezamos cortando el bollo en rodajas no muy delgadas
  3. Para preparar el bollo con hogao, tenemos que cocinar las verduras que formarán el hogao.
  4. Cortamos los gajos de cebolla junca o puerro en trocitos pequeños y los dejamos reservados en un recipiente aparte. Partimos los tomates por la mitad y los rallamos hasta que sólo nos quede la piel (también se pueden cortar en trocitos).
  5. Desechamos la piel y ponemos los tomates junto con la cebolla en una cacerola con aceite a fuego medio.
  6. A las verduras cortadas, les agregamos una cucharadita de sal, una de curry y una y media de salsa negra o de soya, también conocida como salsa de soja en algunos países. Removemos para que se incorpore bien con los otros ingredientes.
  7. Cuando el hogao esté bien marchitado (o pochado), agregamos el bollo en rodajas y volvemos a remover bien para integrarlo. En seguida, adicionamos 3/4 de taza de agua, o la suficiente para que llegue casi a cubrirlo, pero no completamente, y seguimos removiendo.
  8. Se puede observar como las rodajas de bollo empiezan a absorber el agua y a impregnarse del gusto del hogao.
  9. Dejamos la mezcla cocinándose a fuego bajo y removemos cada dos minutos para que no se pegue, hasta que ya no quede agua.
  10. ¡Y ya estará listo! Sólo tienes que ver qué ricos se ven los bollos con hogao en la imagen, aunque te adelanto que ¡saben mucho mejor!

RECOMENDACIONES

  • Podemos agregar orégano al hogao mientras se marchita en la cazuela para darle el toque de su sabor característico.
  • Como alternativa, si no queremos rallar el tomate, lo podemos pelar y cortar en cuadritos.
  • Siempre recomiendo cortar las rodajas un poco gruesas pero no demasiado, lo suficiente para que no se deshagan con facilidad.
  • Hay que tener cuidado de no usar demasiada agua que cubra por completo los ingredientes porque las rodajas del bollo se pueden ablandar en exceso y partirse cuando las removamos.
  • En la parte final, para que no se desbaraten las rodajas del bollo, siempre es mejor usar una cuchara de palo para remover.
  • Tradicionalmente, a la hora de comer, los bollos con hogao se suelen servir calientes y acompañados de huevos fritos.

 

0/5 (0 Reviews)

Recetas relacionadas